PÁRAMO, Fuente de Vida