12.07.18 | - Adaptación Basada en Ecosistemas

Se constituye el “Grupo Impulsor de Siembra y Cosecha de Agua para Áncash”


La pérdida de los glaciares en la Cordillera Blanca de Ancash ha dejado de ser una preocupación “para el futuro” porque ya se está empezando a vivir la falta de agua en varios valles de esta cordillera.

Vidal Rondán, miembro del equipo del Instituto de Montaña presenta avances de la iniciativa Restaurando Tecnologías Ancestrales de Manejo del Agua en los Andes.

Respondiendo a esta creciente preocupación, el día 26 de junio de 2018 se organizó en Chimbote el coloquio “Siembra y Cosecha de Agua para Ancash: Retos y Desafíos”, un diálogo entre representantes de diversas organizaciones con el Director Ejecutivo del Programa Nacional “Sierra Azul”, Ing. César Dávila Veliz. Convocados por la Diócesis de Chimbote, participaron el Instituto de Montaña (IM) con la Mancomunidad Municipal Tres Cuencas, la Dirección Regional Agraria, la Superintendencia Nacional de Agua y Saneamiento (SUNASS), el Instituto Nacional de Investigación de Glaciares y Ecosistemas de Montaña (INAIGEM), la Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Huarmey-Chicama; la Universidad Nacional del Santa, la Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote y representantes de la sociedad civil.

El acuerdo central fue establecer el Grupo Impulsor de Siembra y Cosecha de Agua para Áncash cuya misión será promover la ejecución de estos proyectos en cooperación con el Fondo Sierra Azul. El Instituto de Montaña coopera con este esfuerzo en el marco de su programa dedicado a la restauración de tecnologías ancestrales de manejo del agua en cabeceras de cuenca de los Andes, iniciativa que recibió el Saint Andrews Prize for the Environment 2018.