29.01.16 | Investigación - Asegurando el Agua y los Medios de Vida

Meteorólogo de la UNASAM confirma: Veranillo en la sierra de Ancash aumentó en 3 grados la temperatura

Desde el mes de diciembre del 2015, en la zona sierra de Ancash, se tiene la ausencia de lluvias y el aumento de la temperatura, fenómeno que los especialistas denominan “Veranillo”, acontecimiento ambiental  poco habitual en esta época del año. Al respecto conversamos con el ingeniero meteorólogo Rafael Ramón Figueroa Tauquino, responsable del Centro de Investigación Ambiental para el Desarrollo-CIAD de la UNASAM, que cuenta con 17 estaciones meteorológicas en la región Ancash.

 

Ing_FigueroaUnasam

Ing. Metereólogo Rafael Figueroa Tauquino. Responsable del Centro de Investigación Ambiental para el Desarrollo CIAD de la Universidad Nacional «Santiago Antúnez de Mayolo»

¿A qué se debe este fenómeno climático inusual que venimos viviendo en la sierra de Ancash?  

En principio, al fenómeno El Niño, pero también al calentamiento global, que produce estas variaciones climáticas. En Ancash, según los registros meteorológicos, la temperatura máxima y mínima ha aumentado en promedio de 03°, la mínima de 07º y 07.5º a 11º centígrados y la máxima de 24º a 27º, que son las máximas mediciones registradas en los últimos tiempos. El 14 de enero por ejemplo hemos tenido el registro mayor de estos días y estos datos se evidencian en la ausencia de lluvias, intensidad de calor extrema, humedad y de radiación solar.

¿Este fenómeno del veranillo hasta cuándo permanecerá en la zona sierra de Ancash y el país?

Estimo unos 10 a 15 días, pero no podemos predecir más, porque no hay un patrón del fenómeno “El Niño”, ni la NASA podría aventurarse a pronosticar, por ejemplo hace sólo unos quince días hemos tenido la máxima radiación 1,390 wats por metro cuadrado, lo que quiere decir que los rayos ultravioletas han estado más o menos en un rango de 16 que es la máxima magnitud que he podido observar, normalmente era 1,200 ó 1,100, pero que no lo hemos podido notar de manera natural por la nubosidad. La humedad relativa casi estamos en 80 y 88%, es por eso que nos sentimos sofocados, y aún a este fenómeno se añade el del equinoccio de verano donde la radiación solar está cayendo perpendicularmente a nuestro hemisferio Sur, y lógicamente los días son más largos y las noches más cortas siendo el calor es mayor.

Pero estamos teniendo algunas lluvias, ¿no será que ya terminamos un proceso de sequía?

Estas lluvias son engañosas, se darán en espacios y tiempos prolongados, por ejemplo llueve en Huaraz pero no en Carhuaz, o viceversa, y por tiempos muy cortos.

¿Qué debemos hacer, para poder afrontar esta variabilidad climática?

Nunca es tarde para prepararnos, las autoridades de Ancash y los especialistas deberían reunirse, analizar y proponer medidas urgentes, Este centro de Investigación meteorológica y la UNASAM están al servicio de la población, estamos conectados con un satélite y la información que se encuentra es en tiempo real.

 

Eduardo Castro. Ing. zootecnista con especialidad den medio ambiente del Instituto de Montaña

Eduardo Castro. Ing. zootecnista con especialidad den medio ambiente del Instituto de Montaña

Vidal Rondán, coordinador del proyecto "Asegurando el Agua y los medios de Vida en la Montaña", del Instituto de Montaña

Vidal Rondán, coordinador del proyecto «Asegurando el Agua y los medios de Vida en la Montaña», del Instituto de Montaña