24.03.11 | Ecosistemas - Cumbres Costa

Glaciólogos peruanos son considerados líderes a nivel mundial en estudio sobre retroceso de glaciares

Minam

Foto: MINAM

Un total de 34 obras hidráulicas y de infraestructura realizadas en diversas lagunas para evitar desastres como aluviones causados por el deshielo de glaciares en la Cordillera Blanca -llegando a salvar miles de vidas humanas a lo largo de más de 60 años de experiencia- ha servido a expertos peruanos en glaciología para ser considerados como líderes a nivel mundial en el manejo de riesgos glaciares, acumulando una experiencia que hoy es útil para pueblos de Asia, Europa y América del Norte ante la amenaza del cambio climático.

Así lo dio a conocer el Dr. Mark Carey, experto en glaciología de la Universidad de Oregon, que presentó en el Ministerio del Ambiente, los resultados de su investigación: «Glaciología y control de lagos glaciares: fundamentos para una acción exitosa y agenda de urgencia para la adaptación al cambio climático en el Perú».

Entre los resultados de su investigación el Dr. Carey destacó la necesidad de enfocar el retroceso de glaciares no solo desde un punto de vista científico, sino también social, orientando esfuerzos desde los tres niveles de gobierno para reducir la vulnerabilidad de las poblaciones que habitan en ámbitos cercanos a los nevados y lagunas glaciares, aquellas que se forman por motivo del derretimiento de glaciares a lo largo del tiempo.

“Este liderazgo logrado por el Perú viene en gran medida por el trabajo minucioso que desde hace varias  décadas realiza la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos de Huaraz, que actualmente se encuentra bajo la responsabilidad de la Autoridad Nacional del Agua, ANA”, afirmó el especialista de la Universidad de Oregon.

Por su parte, el especialista César Portocarrero, Jefe de la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos de la ANA, dio a conocer que los glaciares son importantes no solo como grandes reservas de agua dulce del país, sino porque se puede obtener información útil de su composición a través de los años sobre el desarrollo de la agricultura, la concentración de los Gases de Efecto Invernadero, sobre las especies de flora y fauna, entre otros aspectos.

“A futuro la Unidad de Glaciología de la ANA espera poder seguir coordinando interinstitucionalmente las investigaciones sobre los glaciares y lagunas de la Cordillera Blanca. Aún tenemos retos por lograr como el monitoreo de glaciares en tiempo real, así como el inventario de glaciares cada cinco años para evaluar el estado de las reservas de recursos hídricos del país”, remarcó el Jefe de la Unidad de Glaciología, tras señalar que los escenarios climáticos pronosticados para el año 2050 pueden acelerarse al año 2030 si es que las generaciones presentes no hacen nada por lograr la adaptación al cambio climático hoy.

La conferencia contó con la participación del Dr. Alton Byers, del Instituto de Montaña, quien documentó la ocurrencia de fenómenos similares en los Himalayas, así como el interés de esa región del mundo en el conocimiento técnico del Perú en este campo. Este evento fue clausurado por la Viceministra de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, quien enfatizó la necesidad de generar perfiles de proyectos SNIP para la conservación de los ecosistemas de montaña en los tres niveles de gobierno, para disminuir riesgos y desastres a futuro causados por la desglaciación.