24.06.16 | General - Asegurando el Agua y los Medios de Vida

Enfrentemos la ola de frío en Ancash

Ing. Rafael Figueroa, Responsable del Centro de Investigación Ambiental de la UNASAM

Ing. Rafael Figueroa, Responsable del Centro de Investigación Ambiental de la UNASAM

Temperatura mínima oscilará de tres, a menos un grado centígrado.

La temperatura en la sierra de Ancash, en la última semana ha descendido notoriamente, tal es el caso del martes 21 de junio del 2016, a las 7:00 a.m, el cual registró 1º C, promedio que no era usual en esta parte del país. Por ello conversamos con el Ing. meteorólogo Rafael Ramón Figueroa Tauquino, responsable del Centro de Investigación Ambiental para el Desarrollo-CIAD de la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo- UNASAM, único centro especializado en Ancash, que cuenta con 17 estaciones meteorológicas en la región.

 

¿Estas temperaturas son normales en la sierra de Ancash, dado que ya iniciamos el invierno?

No, estas temperaturas no son usuales, tenemos los aires fríos y húmedos de la zona austral, que vienen producto del fenómeno de “La Niña” del Sur a Norte del país,  y tal es el caso que en agosto y setiembre, podamos registrar temperaturas mínimas de 3º y menor a -1º (menos un grado bajo cero), los años anteriores del 2014 y 2015 han sido años cálidos, este año tenemos los rezagos del Niño, pero a diferencia del frío que teníamos antes, éste es más fuerte por la presencia de la humedad que no es común en la zona sierra.

¿Cómo entender de manera cotidiana, por ejemplo que podamos tocar o usar alguna ropa y ésta aparenta estar mojada, como si estuviésemos en la costa?

En las noches a partir de la una o dos de la madrugada la densidad del aire en superficie aumenta por la misma presión  de la atmósfera y toda la humedad se concentra, por ello si hemos dejado la ropa o algún objeto en la intemperie, nos dará la sensación de frío, porque capta toda la humedad.

¿Cómo entendemos el caso de la humedad, por qué este invierno será diferente?

Primero la humedad relativa que presentamos en la sierra de Ancash es de 80 a 90 % que hace unos 20 años atrás sólo registrábamos de un 50 a 60%; por ejemplo las personas quienes padecen de asma, venían a la sierra para mejorar su salud, situación que ahora ya es imposible. Estos datos nos ayudan a prever porque la misión de la Universidad es ponernos al servicio de la población, si bien estos equipos son sofisticados, de nada servirían si no nos proyectamos a la sociedad.

Ing. Figueroa, ¿en ese sentido, cómo sobrellevamos el impacto de este frío en la población?

Primero en la agricultura, encontrar productos de siembra que resistan a las heladas, en los próximos meses, hasta setiembre; se sugiere vacunarse para las influenzas o gripes, por el cambio climático. No podemos dejar de mencionar que las poblaciones quienes viven por encima de los 3,800 m.s.n.m  y serán más vulnerables porque incluso la radicación solar incide con mayor perpendicularidad en horarios del mediodía.

Dada estas versiones, y para poder afianzar con medidas prácticas conversamos con el Ing. Eduardo Castro Suarez, especialista del Instituto de Montaña quien nos refirió:

Ing. Eduardo Castro, responsable del área de evaluacióndel Instituto de Montaña

Ing. Eduardo Castro, responsable del área de evaluacióndel Instituto de Montaña

Siendo nosotros una región dedicada a la agricultura, se puede acceder a medidas prácticas, si ya se sembró por ejemplo proteger los campos de cultivos, con la agroforestería, es decir la siembra de árboles alrededor de los sembríos, otra es la de sembrar con variedades de productos,  como las papas nativas, logrando recuperar la cosecha.

En el caso del frío en las casas, con el Instituto de Montaña se viene implementando la experiencia de las “chozas climáticas” que funciona por inmersión de aire de un tubo que calienta el aire en la mañana, y durante la noche logra aumentar en dos grados de temperatura el ambiente de la choza.

¿Y en el caso de la población que en su mayoría se encuentra afectada por las enfermedades respiratorias que podemos hacer?

También encontramos que se pueden recuperar las cocinas mejoradas en las casas porque permiten mantener el calor en ella. Pero que como prácticas ancestrales debemos recuperar son las vestimentas de lana de ovino o fibra de alpaca que eran un oficio que se han olvidado en las familias. Asimismo usar el sombrero por la radicación solar para no exponernos de manera directa a los rayos solares.

Estas infecciones respiratorias agudas son producto de los cambios de temperatura y la exposición al frío y por más vulnerables los niños quienes usan uniformes de tela muy delgada; ello conlleva mejor a  prevenir las enfermedades, debemos de saber que el ir a un centro de salud es lejano o toma tiempo, por esa razón podemos acceder a las hierbas como Manzanilla, Escorzonera, Huamanripa, muña, entre otras y para no depredarlas, podemos sembrarlas en las huertas de nuestras casas.

Sin embargo no todo es negativo en esta temporada de frío, los especialistas refieren que esta temperatura ayuda a que se pueda mantener el hielo en los glaciares y de esta manera nuestros nevados recuperarían, aunque no en su totalidad, un fragmento de su masa glaciar.

Este informe se desarrolló en el marco del proyecto “Asegurando el Agua y los Medios de Vida en la Montaña” implementado por el Instituto de Montaña en cooperación con USAID.