Adaptación Basada en Ecosistemas

Adaptación Basada en Ecosistemas

El Programa de Adaptación basada en Ecosistemas de Montaña es una iniciativa colaborativa del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), financiada por el Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear del Gobierno Alemán (BMUB). En Perú, el programa se ejecuta por encargo del Ministerio del Ambiente del Perú (MINAM) y es implementado en la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas (RPNYC), con apoyo del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP). El Instituto de Montaña, en alianza con UICN y la RPNYC, tiene a su cargo la implementación de las medidas de Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) en las comunidades de Canchayllo y Miraflores.

El principal objetivo del proyecto es fortalecer la capacidad nacional para identificar e implementar medidas de adaptación basadas en ecosistemas que reduzcan la vulnerabilidad al cambio climático de las comunidades locales en los ecosistemas de alta montaña.

El componente que implementa el Instituto de Montaña se inició en el año 2013 y se enfoca en un tipo particular de medidas AbE, las llamadas “medidas robustas” (non-regrets), que buscan incrementar la resiliencia de las comunidades y ecosistemas frente a cualquier escenario climático futuro. Para eso, exploramos metodologías y documentamos resultados que nos permitan entender mejor de qué manera la restauración y conservación de los servicios ecosistémicos reducen la vulnerabilidad ante la variabilidad y el cambio climático, al mismo tiempo que se mejoran las capacidades de organización y los conocimientos para la adaptación.

Las comunidades de Miraflores y Canchayllo se dedican principalmente a la ganadería y, en menor medida, a la agricultura y otras actividades productivas. La mayor parte del territorio de ambas comunidades está cubierto de pastos de puna, que son el principal alimento del ganado pero que están en condiciones regulares a pobres debido al sobrepastoreo. Por eso, las estrategias de intervención del proyecto contemplan la implementación de medidas de adaptación robustas (non-regrets) dirigidas a la rehabilitación de humedades y la gestión comunal de praderas nativas para mantener los diversos servicios que proveen los ecosistemas de puna y así reducir su vulnerabilidad y la de los pobladores ante los peligros climáticos. Estas medidas de adaptación fueron seleccionadas con la participación y en respuesta a las prioridades locales y constan de tres componentes claves para la adaptación al cambio climático:

(1) fortalecimiento de la institucionalidad y la organización comunal;

(2) fortalecimiento de las capacidades y conocimientos locales, y

(3) desarrollo de infraestructura “verde-gris”.

Cabe mencionar que un aspecto clave de la estrategia es la construcción de relaciones de confianza con las comunidades a través de un proceso cuidadoso de inclusión, participación y empoderamiento de los pobladores locales. También se ha hecho un esfuerzo especial por generar espacios de diálogo de saberes y de reflexión colectiva para el análisis de las medidas de adaptación seleccionadas, buscando la revaloración y adaptación de conocimientos y tecnologías locales.
Además, dado que este es un proyecto de aprendizaje cuyas lecciones servirán para la réplica en otros sitios, también estamos trabajando en la documentación y la sistematización de todo el proceso para implementar medidas robustas de Adaptación basada en Ecosistema.

Los principales resultados a la fecha incluyen la elaboración de un diagnóstico en cada comunidad, que se hizo bajo la modalidad de una investigación acción participativa y que integra conocimientos locales y conocimientos científicos. El diagnóstico sirvió para realizar el diseño participativo de las medidas de adaptación. Ya se inició la implementación de las primeras acciones de restauración de la infraestructura hidráulica e inicio del proceso de recuperación de humedales en las comunidades
Los aliados estratégicos del componente de medidas robustas son las comunidades de Miraflores y Canchayllo, sus juntas directivas y comités de investigadores locales, así como las autoridades políticas de los gobiernos locales, los guarda parques y especialistas de la RPNYC.

Para mayor información: southamerica@mountain.org